Discurso de la Diputada Janice Escobedo Salazar

Posted on marzo 08, 2019, 11:12 pm
14 mins

La larga lucha de las mujeres alrededor del mundo, se resume en una fecha… el clamor de sus voces, la justicia a su valentía y entrega… ¡8 de marzo Día Internacional de la Mujer!

La cita marcada en nuestro calendario para esta fecha redescubre el gran significado de conmemorar en nuestra entidad a las mujeres; y por ende, para esta legislatura, es un día histórico.

Histórico por ser el primer reconocimiento que se entregará en honor a la gran luchadora social, la Maestra Consuelo Zavala Castillo.

Histórico porque con este galardón, se reconoce a una mujer destacada en el fomento y protección de los derechos de la mujer.

Histórico porque se abre una página legislativa que dignifica a todas las mujeres yucatecas.

El presente reconocimiento si bien se hará a una gran mujer yucateca, no menos cierto es que representa un símbolo para innumerables madres, hijas y hermanas que han dedicado su vida a luchar por sus derechos a lo largo de la historia.

Nombres como Sor Juana Inés de la Cruz; Josefa Ortiz de Domínguez, Elvia Carrillo Puerto, Griselda Álvarez Ponce de León, y la misma Consuelo Zavala Castillo, dieron inicio a un porvenir que nos tiene aquí, de pie y poniendo en alto sus memorias.

No menos importante es reconocer el esfuerzo y tenacidad de todas aquellas mujeres que a diario luchan por sus familias, por salir adelante, por conseguir mejores condiciones de vida quizá no conozcamos sus nombres, pero su esfuerzo nos obliga a trabajar más duro por cada una de ellas.

Por estas razones, el Poder Legislativo del Estado de  Yucatán celebra y reconoce la dedicación de una excepcional mujer a través del reconocimiento “Consuelo Zavala Castillo del Congreso del Estado.

La maestra Consuelo Zavala nació un 14 de diciembre de 1874 en Mérida, Yucatán.

Forjó sus conocimientos en el Instituto Literario de Niñas del Estado; donde obtuvo el título de maestra de educación elemental y superior; siendo la educación  una parte fundamental para fortalecer su espíritu liberal.

Destacada visionaria al pugnar y fundar la primera escuela privada laica para mujeres en la entidad; la cual lleva su nombre, en la que pudo sembrar sus ideas en un gran número de mujeres.

Precisamente sus logros académicos fueron la punta de lanza en su lucha por los derechos de la mujer y la igualdad entre todos.

Mujer de avanzada, adelantada a su tiempo, irrumpió en una época donde la mujer no era considerada en igualdad con el hombre; de ahí la valía de su dedicación para salir adelante, en lo que era “un mundo de hombres”.

Ella, halló en la educación la mejor herramienta para sembrar el porvenir de miles de niñas y de maestras rurales; quienes continuarían con su labor transmitiendo sus ideales por la igualdad de género.

La maestra nos deja un importante pasado legislativo; estuvo al frente de la comisión organizadora que convocó al Primer Congreso Feminista, celebrado aquí en Mérida  en 1916.

Su trabajo, retumbaría en todo el mundo, pues dicho Congreso Feminista sería un parteaguas en la vida democrática de México e inscribiría su nombre en uno de los episodios más grandes de nuestra nación.

No está de más recordar que su vida no fue fácil, pues su visión feminista encontró dificultades; las cuales lejos de vencerla, la hicieron más fuerte dándole motivos para continuar su camino.

La maestra Consuelo Zavala, es y seguirá siendo recordada por sus firmes convicciones, su temple y por nunca abandonar sus principios, mismos que abonarían en la lucha por los derechos económicos, políticos y sociales de las mujeres.

Su vida es tan extensa que no terminaríamos de enumerar sus logros; pero tenemos la obligación de reconocer que el fruto de su lucha es la posibilidad de que nosotras estemos aquí; 12 diputadas que honran su memoria y son la voz de mujeres y hombres de todo Yucatán.

Ha sido una larga lucha por ampliar nuestros derechos, por alcanzar una verdadera igualdad y eliminar todo tipo de violencia contra las mujeres; hemos avanzado, pero aún falta mucho camino por recorrer.

El reconocimiento a la ilustre maestra es reflejo de una lucha histórica para darle voz a todas las mujeres; dignificar y hacer visibles a todas ellas que a diario se sacrifican y entregan sus fuerzas para un mejor presente y futuro.

Su legado vive en cada persona que siembra en la niñez y la juventud la semilla de la libertad, de la inclusión, la tolerancia y el respeto.

Su obra cobra vigencia en todos aquellos que día con día, desde su trinchera, enaltecen la fuerza y el empoderamiento de la mujer tanto en lo público como en lo privado.

Su legado está más vivo que nunca.

Señoras y señores:

Hoy, en esta sesión solemne, se hace entrega del Reconocimiento “Consuelo Zavala Castillo del Honorable Congreso del Estado de Yucatán” a la distinguida ciudadana Celsa Iuit Moo, por su labor, creatividad, y la calidad de sus trabajos artesanales; por su profundo arraigo a las tradiciones tan significativas para nosotros los yucatecos.

Celsa Iuit Moo nació el 17 de abril de 1938 en la localidad de Xocchel, Yucatán. Es pionera en su comunidad en la producción de artesanías, labor que ha realizado durante más de sesenta y ocho años utilizando el soskil en color natural.

Se especializa en las técnicas de tejido, del trenzado, la margarita, el enrollado o el tejido en telar de cintura.

Precursora, de la Asociación de Mujeres de su localidad.

Desde muy joven inició su trabajo artesanal, lo que ocasionó que con creatividad ella misma diseñe sus propios modelos desde hace más de 20 años, sobresaliendo la elaboración de artesanías con fibra de henequén como son bolsas, sombreros, tortilleros, manteles individuales, entre otras artesanías.

En 1994 agrupó a 24 familias para crear la Sociedad de Mujeres de Xocchel que le permitió acceder a mayores recursos económicos para su actividad.

Por su talento y la calidad de sus artesanías, en dos ocasiones ha sido reconocida por el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias.

Ha participado como expositora, difundiendo sus técnicas en la República mexicana, y en el extranjero en países como Dinamarca y Estados Unidos.​

En el año 2009, la Presidencia de la República, le otorgó el Premio Nacional de Ciencias y Artes, siendo la primera yucateca en recibir tan importante distinción.

Ella comparte desinteresadamente sus conocimientos, y nos enseña que no importa la situación económica en la que naciste, ni el lugar donde te encuentres, cuando se quiere salir adelante “se puede”.

En este contexto se puede afirmar y constatar que la C. Celsa Iuit Moo destacada artesana, madre de familia, y promotora de la cultura yucateca a través de sus trabajos artesanales elaborados con fibra de henequén, es una gran luchadora social en favor del empoderamiento de las mujeres en sus comunidades.

Doña Celsa Iuit Moo, el hecho de ser la primera mujer en recibir este reconocimiento por parte del Congreso del Estado, nos compromete por igual a seguir luchando para abrir más espacios para las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

Estamos verdaderamente orgullosas y orgullosos de que sea usted la galardonada ya que durante toda su vida se ha empeñado para que las mujeres yucatecas, alcancemos la igualdad plena de derechos y oportunidades.

Enhorabuena, muchas felicidades.

Las diputadas y los diputados de esta sexagésima segunda legislatura conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, porque lo hacemos de la mejor forma al reconocer a una extraordinaria mujer de gran trayectoria y liderazgo.

Como Congreso del Estado se han aprobado leyes que fomentan y promueven el empoderamiento de la mujer en materia electoral, como condición de inclusión y acceso a cargos públicos de elección popular, así como la permanente actualización de la norma en materia de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia entre otras, el propósito será siempre contar con un marco normativo dinámico y moderno, que responda a las necesidades de las yucatecas.

En la última sesión aprobamos un acuerdo para que esta legislatura, sea considerada la legislatura de la paridad de género, ello como una muestra de la prioridad que tenemos a favor de los derechos de las mujeres en nuestro estado.

Sí, este día es de celebración por todo lo alcanzado,  es también un día de reconocimiento a todas aquellas mujeres valientes que con sudor y esfuerzo, nos heredaron un presente más equitativo y menos adverso, pero señalo, aún no es del todo justo, no en igualdad de oportunidades.

Es tarea de todas y todos frenar la discriminación, la opresión, la misoginia, el machismo, la disparidad y la injusticia que obra sobre las mujeres.

No es normal que te lastimen dentro de tu hogar, no es normal que abusen de ti, no está bien que recibas menos salario por realizar las mismas actividades y a veces hasta más que tu compañero de trabajo. No está bien que no te permitan postularte para ascender a ese puesto por ser mujer cuando tiene las mismas capacidades que los hombres. No está bien que soportes palabras hirientes, que te humillen y que logren hacerte creer que no sirves, que no vales y que estorbas.

No solo debemos celebrar, no solo debemos reconocer: Aprovecho el uso de esta tribuna para hacer un llamado para frenar los abusos y las injusticias que sufren las niñas y las mujeres, precisamente por ser eso “niñas y mujeres”.

Sumemos esfuerzos: sociedad, congresos, gobierno. Reflexionemos y seamos ese agente de cambio cultural en nuestros círculos de convivencia e influencia. Sí es posible un mundo más equitativo y justo para las mujeres, pero se necesita del compromiso de todos nosotros.

Por tal motivo, esta mañana quienes formamos parte de este H. Congreso, refrendamos el compromiso de continuar legislando sobre la ruta de la inclusión, la protección y el fomento de los derechos humanos, a eliminar cualquier tipo de obstáculo para el desarrollo de las mujeres.

Vamos por el camino correcto, pero hagámoslo juntas y juntos: nuestra lucha fortalece a las mujeres de Yucatán, fortalece a las mujeres de México y fortalece a las mujeres de todo el mundo.
Muchas gracias,
Es cuánto.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.